¿Podrían las Nuevas Leyes de Inmigración Ayudar la Economía de USA?

Decir que el camino a las nuevas leyes de inmigración ha sido un tema importante en los Estados Unidos durante los últimos meses, es poco. Mientras muchos creen que una profunda reforma en materia de inmigración además de necesaria es también la mejor manera de ayudar a la salvación de la economía, hay otros que difieren e incluso creen que los inmigrantes pueden ser peligrosos.

¿Cómo pueden ser peligrosos los inmigrantes?

De acuerdo con parte de la población, los inmigrantes representan una amenaza, ya que aparte de “robar” trabajos que pertenecen a los americanos, son una carga para la economía. Sin embargo, nuevos estudios demuestran lo contrario. Un reciente reporte del Bipartisan Policy Center muestra que la inmigración podría levantar el crecimiento de la economía estadounidense en un 4.8 por ciento.

¿Cómo es posible semejante crecimiento?

Ben Powell, profesor de economía en la Universidad de Suffolk, explicó que los inmigrantes completan y no sustituyen a los americanos. En otras palabras, ellos “complementan” la economía al trabajar y pagar sus impuestos, por lo tanto ayudan a reducir el déficit que tendrá el país de 1.2 trillones de dólares en los próximos años.

¿Cuáles son los beneficios de las nuevas leyes de inmigración?

Los beneficios de una nueva ley de inmigración para la economía de los Estados Unidos son muy claros:

  • Aumento en el salario mínimo de los inmigrantes que obtengan su ciudadanía americana.
  • Garantía de flujo constante de trabajadores inmigrantes, algo que la sociedad americana necesita desesperadamente debido a su envejecimiento.
  • Creación de más trabajos para ciudadanos estadounidense e inserción de los mismos en la fuerza laboral del país.

Además del mencionado reporte, también hubo recientemente un panel de discusión presentado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, el cual se enfocó en los puntos discutidos anteriormente. De hecho, la mayoría de los expertos parecen llegar a un acuerdo en cuanto a la revisión de la ley de migración como la mejor opción actual.

Hasta ahora, solo el análisis publicado por la Heritage Foundation ha insinuado que unas nuevas leyes de inmigración serían un desgaste para la economía.

¿Por qué la reforma aún está en proceso de aprobación?

La Casa de Representantes ha delimitado distritos en el Congreso de tal manera, que solo unos pocos Republicanos tienen una población de latinos que sobrepase el 10% en sus respectivos distritos. En otras palabras, para ellos una reforma de inmigración simplemente no tiene la misma urgencia que podría presentarse en otros lugares, lo cual ha sido decisivo en llegar a una conclusión.

Mientras más tiempo pase, es más improbable que se aprueben unas nuevas leyes de inmigración. Es por ello que lo mejor que cualquiera puede hacer, por los momentos, es contactar a un abogado de inmigración para que maneje su caso específico mientras los cambios se den en el Congreso a lo largo del 2014.